Ante la sospecha de estar relacionadas con posibles infecciones pulmonares bacterianas, Disney tuvo que clausurar parte de las instalaciones de uno de sus parques en California.

Hace tres semanas, según informó el viernes la oficina de salud del condado de Orange, se descubrieron 12 casos de infección pulmonar bacteriana y nueve de los enfermos habían visitado el parque Disney en Anaheim en el mes de septiembre.

Sin embargo, la agencia estatal, citada por AP, informó que uno de los pacientes, -cuyas edades oscilan entre los 52 y los 94 años y de los cuales todos han vivido o pasado un tiempo en Anaheim- que no visitó el parque, falleció.

La oficina también aclaró que desde septiembre no ha habido nuevos casos relacionados con Anaheim.”No se conoce ningún riesgo actual asociado con este brote”, aseguró la agencia.

Aunque muchas personas no presentan síntomas al contraer la legionelosis, esta puede causar neumonía grave y resultar peligroso para las personas con problemas pulmonares o del sistema inmunológico.

Esta puede propagarse a través de la inhalación de gotas de agua contaminada y puede tratarse con antibióticos.

Tras ser informado de los casos de Anaheim el 27 de octubre, Disneylandia realizó pruebas en las que encontraron que dos de sus torres de enfriamiento tenían niveles elevados de la bacteria.

Esto llevó a que las torres, utilizadas para bajar la temperatura del agua, fueran retiradas del servicio el 1 de noviembre, y que ya desinfectadas, volvieran a funcionar cuatro días después, pero la semana pasada fueron clausuradas nuevamente.

El parque y la oficina de salud del condado informaron que las mismas permanecerán apagadas hasta que las pruebas confirmen que efectivamente están libres de contaminación.

Por su parte, Pamela Hymel, directora médica de Walt Disney Parks and Resorts, indicó que la empresa no se enteró de los casos de legionelosis hasta que las autoridades sanitarias detectaron niveles altos de legionella en dos de sus 18 torres de enfriamiento el 2 de octubre, y dos días después se realizó una desinfección.

“Estas torres fueron tratadas con productos químicos que destruyen las bacterias y actualmente están cerradas”, aseguró Hymel.

Deje un mensaje

  • (no va a ser publicado)