“Me parece que está haciendo un trabajo magnifico”, afirma Elsa Aldeguer mientras es entrevistada por Jaqueline Hurtado para el canal CNN en español. “Yo pienso que él ha cumplido con todo lo que prometió” añadió la latina proveniente de El Salvador.

Actualmente reside en California, y evidentemente, forma parte de la comunidad latina que todavía simpatiza con el presidente estadounidense Donald Trump, a pesar de las políticas migratorias de su Administración.

Aldeguer asegura que toda su familia está “contentísima” porque hasta el momento, se ha beneficiado con todas las cosas que Trump está haciendo.

Aunque es inmigrante, ella ratifica estar de acuerdo con la construcción del muro fronterizo y al igual que el mandatario, insiste en que la pared entre México y Estados Unidos es una necesidad.

“Yo quisiera escuchar que ya se va a llegar un acuerdo para construir un muro. Necesitamos un muro (…) Sí yo quiero un muro”, agregó la latina, quien asegura que el mismo no responde a fines divisionistas, sino de protección.

“Es que no es de dividir esto es de protección, y por qué no se le preguntan a México, y a El Salvador, y a todos los países ‘¿por qué tienen muro?’ ¿Por qué no se le pregunta a Israel?’ Es por la protección de los ciudadanos”, señaló.

Cuando Hurtado cuestionó a Aldeguer sobre su opinión respecto a la oferta de Trump de intercambiar la legalización de los amparados por DACA por el financiamiento para la pared fronteriza, ella respondió que le parecía bien.

“Si se les quiere ayudar está bien, pero que sean agradecidos. Aquí no se viene a este país a demandar, aquí se viene a trabajar y a hacer como los demás”, dijo la simpatizante.

“Y yo quiero ayudarles, yo amo a los dreamers, pero hay que pedir las cosas con humildad. Lo único que decimos es “American first (Americanos primero)”, indicó.

Hace algunos días el mandatario fue fuertemente criticado tras unas supuestas declaraciones en las que llamó “países de mierda” a varios países de África, Haití y El Salvador.

Pero la latina afirma no sentirse ofendida, pues para ella Trump no se refirió a las personas, “no lo hace en una forma de atacar a lo humano”, sino que hablaba del lugar.

“Cuando uno conoce al presidente (…) el vocabulario a veces es un poquito ofensivo para la gente que no lo conoce, pero cuando uno conoce su corazón, uno sabe que lo que él está diciendo es la verdad y a veces la verdad ofende”, declaró.

Deje un mensaje

  • (no va a ser publicado)