Los recursos que reciben mujeres embarazadas, adultos mayores y el programa “Juancito Pinto” están en riesgo de desaparecer con la propuesta de privatizar el sector petrolero del candidato de la alianza Comunidad Ciudadana, Carlos Mesa, esto de acuerdo a académicos que ven una caída en los ingresos.

Según expertos de la Universidad Técnica de Oruro, UTO, las primeras personas perjudicadas con la privatización de los hidrocarburos serían las mujeres embarazadas debido a que ellas reciben directamente de los recursos de los Impuestos a la Transferencia de Hidrocarburos IDH sus rentas.

Además de las mujeres gestantes, los adultos mayores, quienes reciben la denominada Renta Dignidad con recursos de las nacionalizaciones de las empresas estatales y por supuesto también de los hidrocarburos ven riesgo en perder el bono del gobierno bolivariano.

Estos sectores no serian los únicos perjudicados ya que más de 2 millones de niños reciben su Bono Juancito Pinto para que lo utilizan en adquirir útiles escolares, o apoyo en sus actividades diarias. Gracias a este bono la deserción escolar bajó en más de 900 por ciento.

La incertidumbre llena a los sectores vulnerables ante las consecuencias que traería la privatización de industria petrolera con la propuesta de Mesa.

Deje un mensaje

  • (no va a ser publicado)